Terapia de pareja


Terapias de parejas Psicólogo en Sevilla

La relación de pareja es una de las relaciones más importantes que tenemos a lo largo de nuestra vida. Las relaciones son un ente vivo que cambian con el paso del tiempo y que necesitan de nuestra atención y cuidado.

Con el paso de los años existen diferentes circunstancias que ponen a prueba la solidez de una pareja.

Como terapeutas de pareja tenemos claro que hay parejas cuyas diferencias pueden ser tratadas y abordadas terapéuticamente teniendo como consecuencia la solución de los conflictos. En otros casos la pareja seguirá su camino por separado pues debemos entender que cuando una relación provoca más sufrimiento que bienestar en la mayoría de las ocasiones, lo mejor, aunque doloroso, es terminar.

En la primera fase cuando una pareja viene a terapia ya tenemos el primer paso dado y el hecho de que vengan juntos ya nos hace tener algunas esperanzas de que exista un futuro juntos.

En la terapia de pareja dedicamos una primera sesión conjunta en la cual los pacientes nos indican su punto de vista de la situación. Son momentos duros y tensos por lo que no profundizamos demasiado para que el daño que con reproches y conductas se han hecho, no se acentúe más.

Tras la primera sesión, realizamos unas sesiones individuales y confidenciales donde cada persona pueda expresar sin presión, sin condicionantes, etc. los sentimientos, preocupaciones y deseos personales.

En estas sesiones individuales se explora y reflexiona acerca de la forma en la que se entiende una relación por parte de los miembros de la pareja. Cada persona tiene un proyecto vital,  expectativas, objetivos, etc., en definitiva un estilo de vida y estas sesiones son necesarias para conocer mejor de forma individual los componentes de la pareja.

En estas sesiones se recomiendan unas actividades para reforzar el vínculo de la pareja y fortalecer los cimientos que construyeron la relación.

Algunas experiencias traumáticas pueden afectar a las parejas. En ocasiones estos temas  no son tratados por el dolor que genera hablar de ello y porque cuando se ha hablado del problema la pareja ha terminado discutiendo intensamente.

Para ello la ayuda psicológica es imprescindible pues para el buen desarrollo de la relación es necesario convertir las experiencias traumáticas en aprendizaje mediante la reflexión y el perdón.